Fatys

noviembre 26, 2009

Paso romano por tierras árabes

Filed under: Marruecos,Naturaleza — Faty @ 4:00 pm

Hace poco más de un año que hice un fantástico viaje al desierto. Y se me quedará bien impregnado por mucho que pasen los años.

Hoy, me he sorprendido al conocer que hay un lugar, Volubilis, en el cual hay restos romanos.

En nuestra excursión por aquellas tierras pasamos muy cerca, aunque desconocía su existencia. Es curioso ver el paso del tiempo. Poder ver y tocar lo que otros construyeron e idearon…, y que aún siga ahí, impasible al tiempo, a lo que suceda a su alrededor.

(Imagen: Volubilis)

Anuncios

mayo 24, 2009

Andaluces por el mundo en Fez y Chaouen

Filed under: Marruecos,Viajes — Faty @ 7:06 pm

Desde hace ya algún tiempo, se emite en “Canal Sur 2”, un programa que se llama “Andaluces por el mundo”. Yo lo veo como un pequeño blog visual, y en esta semana, los lugares visitados han sido Fez y Chaouen, quienes ponen un broche final perfecto, a la saga que durante algunos días he estado intentando transmitiros.

Ver vídeo

🙂

Mirando al mar desde el norte de África (parte V)

Filed under: Marruecos,Viajes — Faty @ 6:43 pm

Capítulo anterior

Finalmente llegamos aquí, al último capítulo de esta aventura.

¿Qué cosas podemos tener en cuenta para otros viajes?

abecedario

Pues el idioma…, llevarnos aprendido o al menos escritas algunas palabras o expresiones que nos puedan sacar de algún apuro, aunque como ya he comentado en alguna ocasión, por lo general entienden el español, al menos en lo básico, el inglés y francés.

Pero si además nosotros hacemos un mínimo esfuerzo para hablarles en su lengua, pues mucho mejor.

Os dejo un enlace de “Árabe para viajeros“.

 

 

restaurantes

Por otro lado, os recomiendo dos lugares donde alojarse y comer estupendamente:

  • en Weslao

DSCN9685

Cafe Restaurant Chorouk

Apts A Louer

Gsm: 062 14 77 07

Av. Mohamed V. Oued Laou

 

DSCN9466

Restaurante Picasso

A pie de playa, a la entrada de Oued Laou (junto a la zona denominada “pico del loro”)

  • en Tetuán

DSCN9998

El Reducto

Hotel, restaurante, cafetería y terraza

Mechwar Essaid. Zangat Zawya nº 38, Tétouan

Telefax: (00212) 05 39 96 81 20

E-mail: elreducto2006@yahoo.es

Web: http://www.riadtetouan.com

 

Por último, os muestro algunas de las adquisiciones que me he traído de los rincones visitados.

DSCN9686

Cerramos aquí un episodio más de mi vida viajera.  🙂

mayo 21, 2009

Mirando al mar desde el norte de África (parte IV)

Filed under: Marruecos,Viajes — Faty @ 4:04 pm

Capítulo anterior

Ya vamos acercándonos al final de esta aventura…

Ya nos van sonando algunas palabrillas, sus costumbres…, por ejemplo, lo normal es que cuando les pidas algo con lo que van a tener un beneficio…, te suelen decir “sisi” y luego se buscan la vida para intentar encontrar lo que les pedías, jeje, en ocasiones lo consiguen, y en otras no, como los camareros de un bar donde se pidieron una cerveza en Weslao. Tras un “sisi”, le dieron la vuelta al pueblo entero… y lamentablemente para quienes la pidieron…, regresó de manos vacías, jeje, el pobre, después del paseo.

1127647407

Nuestro último día se centra básicamente en Tetuán. Dentro de ser ya una gran ciudad, o bueno, al menos comparado con lo que habíamos visto hasta ahora, podemos seguir disfrutando de cuanto nos rodeaba.

Tras tener que escuchar a un señor que se empañaba en que conociésemos la medina, que había un taller artesanal, que si él era profesor, etc, al final consentimos en que nos acompañara y nos enseñara aquellos talleres. “Siempre amigos”, su frase estrella. Obviamente todo esto era para vendernos, está claro que siempre algo te va a gustar y por algo vas a terminar preguntando. Finalmente caímos algunas y les hicimos algunas compras, que efectivamente si las compras en España son más caras…, pero bueno, cada uno tiene que ver si le interesa comprarlo o no.

Yo personalmente me compré una colcha muy bonita en tonos azules, que si no ha quedado claro, es uno de mis colores preferidos…, aunque bueno, más el turquesa.

A ver si en el post final pongo una imagen de las 2 cosas que me traje de allí que más me gustan…  🙂

Tras una riquísima comida nos dirigimos de nuevo a Ceuta para regresar a casa…, aunque realmente sientes que nunca saliste de ella. Si bien las estatuas de Hércules nos recuerdan que ambos mundos están unidos, la sensación y calidez que se tiene forman parte del embrujo del viaje.

Y si siempre he sentido a África cercana, ahora aún más. Gracias a Xund-Xund por habernos dejado participar de esta aventura con ella, por abrirnos las puertas de su casa y de su corazón. Y gracias por compartir lo que nos unirá para siempre con esa tierra.  😀

[Actualmente hay una preciosa exposición de fotografías en Sevilla, y aprovecho la ocasión para dárosla a conocer. Merece la pena cuanto menos pararse unos segundos a verlas.]

mayo 13, 2009

Mirando al mar desde el norte de África (parte III)

Filed under: Marruecos,Viajes — Faty @ 9:53 pm

Capítulo anterior

En esta ocasión, nos centramos en el propio Weslao.  Una de las grandes diferencias de este viaje respecto al anterior que hice, reside precisamente en que al no estar todo tan cuadrado y milimetrado, puedes con más libertad moverte por diferentes zonas y poder tratar más con las personas.

Éste fue el gran día de aventura, cogimos un autobús local para dirigirnos al mercado.  😀  Igual el comentario resulta algo sorprendente…, “coger un autobús local”, pero teniendo en cuenta cómo era el autobús, cómo íbamos en el autobús, y el caminito que tenía que tomar el autobús…., creedme, fue toda una aventura…  🙂

El mercado, como toda buena arquitectura árabe, estaba sectorizado por venta de alimentos, menaje, animales, etc.

Aquí el regateo no funciona pues estás comprando alimentos y eso tiene ya un precio, aunque eso sí…, viendo que eres extranjero, es muy posible que os digan un precio más elevado a lo que suelen vendar algo, sólo que no lo tan elevado como para que te des cuenta y no te lo lleves…, pero poquito a poquito, le sacan una tajada a nuestra presencia…, pero bueno…, eso allí y en cualquier sitio que no tenga el precio puesto antes de que abras la boca para preguntar.

Después del mercado, fuimos a dar un paseo por una zona de la playa…,

DSCN9375

Tras reponer fuerzas y descansar un poco, continuamos nuestro paseo por otras zonas del pueblo, y por otras zonas de la playa. Esta nueva zona nos desembocaba a un restaurante que se llama “Picasso”. Su dueño, todo un artista, pinta cuadros y los muestra a sus clientes en una pequeña e improvisada galería en un cueva que la naturaleza ha creado en una ladera de la montaña.

DSCN9456

DSCN9466

La playa en sí es algo diferente a lo que yo suelo ver por mi tierra, pero me ha gustado bastante  😀

DSCN9421

Lamentablemente, nos vamos aproximando al final del camino aunque aún queda lo suficiente como para dejaros en vilo un poco más.  😉

mayo 10, 2009

Mirando al mar desde el norte de África (parte II)

Filed under: Marruecos,Viajes — Faty @ 8:59 pm

Continuamos nuestro viaje por tierras árabes tras haber conseguido llegar a Weslao, tal y como comentaba en el post anterior.

En esta ocasión, encaminamos el viaje hacia “Chauen” (Chefchaouen). Afortunadamente, pudimos realizar esta excursión de mano de un amigo de Xund-Xund, aunque ella conoce muy bien toda la zona.

DSCN9175

El camino nuevamente se realiza entre montañas, donde la carretera vuelve a ser “dificultosa”. El dibujo de los prados mayoritariamente verde nos anima, junto con la música escuchada como celta, a dejar volar la imaginación como si estuvieses adentrándote en Irlanda. Sólo roto en ocasiones por las personas que te vas encontrando en los márgenes de la carretera, o por la gran cantidad de minaretes que se avistan.

DSCN9114DSCN9085

DSCN9122

DSCN9139

DSCN9153

DSCN9180

DSCN9262

DSCN9303

Una vez llegados a nuestro destino, paseamos por la medina, discurriendo por sus innumerables calles, donde el azul en sus variedades del celeste al turquesa pintaban los rincones del lugar. El turquesa es uno de mis colores favoritos, el cielo, el mar, las paredes, las telas…, ¡Qué encanto rodearte de tanta luz!

DSCN9201

DSCN9203

En lo más alto de la medina, hay una cascada preciosa en la que muchos aprovechan para sofocarse el calor, lavar la ropa o simplemente pasear y admirar el paisaje.

DSCN9223

Desde la plaza central de la medina donde confluyen las diferentes calles y se instalan algunos lugares donde comer algo, o simplemente sentarte a contemplar el algarabío de las gentes.

DSCN9200

En esta ocasión no os martilleo mucho con palabras…, sino más con imágenes…, ya que “una imagen vale más que mil palabras”, y aunque no es que sean lo mejor de lo mejor, dan buena cuenta de lo que nos podemos encontrar por allí.

Anecdóticamente, comentaros que como por las carreteras, aunque son de doble sentido, generalmente uno tiene que echarse al arcén si es que lo hay. Y arcén tampoco sería el nombre más adecuado para nombrar a un trocito de tierra que hay a los márgenes de la carretera, en ocaciones con más baches que la propia carretera.

DSCN9309

Quizás recalque mucho el tema de las carreteras, pero ni mucho menos con ánimo de quitaros las ganas de visitar estas tierras, sino más bien con el ánimo de explicaros lo que verdaderamente hay, y que si os animáis y podéis, que hagáis el viaje en un todoterreno. 🙂 Yo soy una persona que le gusta ir a la velocidad que hay que ir, por dónde se debe, no hacer “aviones”, etc, sin embargo, pese a que la ladera de la montaña se alzaba hacia arriba a nuestra vera o se abría un precipicio junto a nosotros, no tuve miedo y confié plenamente en la pericia de nuestro conductor.

Erróneamente, pero están acostumbrados a conducir así, en esas condiciones,…

Así que…, ¿quién se quita forastero?

DSCN9318

Cediendo un poco cada uno (si se puede), todos contentos, aunque éste en concreto apuró muy hasta el último momento…  🙂

Si os animáis a seguir viajando…, no os perdáis el siguiente capítulo 😀

mayo 6, 2009

Mirando al mar desde el norte de África (parte I)

Filed under: Marruecos,Viajes — Faty @ 10:08 pm

Ésta es la historia de cinco mujeres (sin punto com, aunque bien podríamos ser sus protagonistas) de viaje por el norte de África…, concretamente, en el noreste de Marruecos.

A través de diferentes post, expondré algunas de las anécdotas, algunas claves para viajar, y algunas referencias en base a las experiencias vividas, y a ser posible y me dejáis, algunas recomendaciones.

Todo empezó un perfecto puente de Mayo…,

dscn9030

cinco amigas nos embarcábamos en esta aventura desde Sevilla a Algeciras para tomar el barco destino a Ceuta.

dscn9029

Cruzar la frontera con Ceuta tiene su historia. Debes pasarla a pie, y entre la dejadez que hay, las alambradas, las miradas…, pareciera que estás entrando en un campo de concentración…, a Dios gracias, salvando las distancias.

Te puedes encontrar a personas del país vecino queriéndote entregar, a cambio de dinero por supuesto, los papeles que has de rellenar y entregar en la frontera que obviamente son gratuitos, pero bueno…, ellos por intentarlo que no quede.

Ciertamente es un país con menos recursos económicos que nosotros, pero saben negociar perfectamente, saben que pueden sacarte más dinero y que aún así lo vas a aceptar y saben tocar tu fibra sensible para conseguir que les des algo de dinero que realmente para tí pueda ser relativamente insignificante, pero para ellos es bastante.

Una vez que atravesamos la frontera, nos encaminamos hacia donde se encuentran los taxis esperando. Suelen estar distribuidos en hileras según a dónde quieras ir. No todos hablan castellano con buena claridad, pero entre inglés y francés te puedes defender y entender con ellos. Tienen gran facilidad para los idiomas, no obstante, conocen al menos el español básico para poder negociar.

Cuando llegas a los taxis hay como un “negociador maestro” que se lleva una comisión por gestionar al cliente. En nuestro caso, nos dirigíamos a Weslao (Oued Laou). Como llegamos de noche…, no tengo imágenes sobre la carretera a la ida. El caso es que por llevarnos a Weslao nos querían cobrar 500 dirhams, algo menos de 50€. Como los taxis son de 7 plazas, cabíamos todas juntas en el mismo, eso sí, 4 atrás algo espachurradas, y yo, que me tocó ir delante, lo cual, estuvo bien, pues soy incapaz de dormir en un coche en general, en ese coche en concreto, en un país diferente, tal como era la carretera y el taxista que “simulaba” no saber mucho español junto a otras anécdotas, está claro que menos aún iba siquiera a pestañear.

Nosotras finalmente conseguimos el taxi por 450 dirhams y nos montamos contentas de ir llegando a nuestro destino. Por si no lo sabéis, en Marruecos hay 2 horas menos respecto a la hora española, aunque también como estábamos al este anochece antes.

Nuestro taxista, cuando comenzábamos nuestro recorrido, casi sin mediar palabra, se paró junto a una comisaría (bueno, no sé si allí se llaman igual, jeje), nosotras nos quedamos algo asombradas y atónitas, pero medio con la tranquilidad que estaba la policía delante, nos pidió un pasaporte. Se lo entregamos y entró en dicha comisaría. Nosotras en el taxi comenzamos nuestras especulaciones, sobre todo, porque nuestra querida Xund-Xund ya había estado en otras ocasiones y era la primera vez que se lo pedían. Cuando volvió el taxista, nos comentó que tenía que hacerlo porque iba a usar la autovía. Más tarde, pudimos constatar con otra persona marroquí amigo de Xund-Xund que esto efectivamente era así, que se supone que es por la seguridad de los pasajeros, saber en qué taxi van y a dónde se dirigían. 🙂  Uf, menos mal.

Quizás estamos acostumbrados a pensar mal, a ser más precavidos de la cuenta, y cosas que no nos suenan del todo normales encienden nuestras alertas para quizás poner el collar antes que el perro, pero bueno…, nunca está de más intentar adelantarse a algunos acontecimientos para vértelas venir.

Nuestro particular taxista, al poco tiempo, también se paró en una gasolinera y nos chapurreó que iba a rellenar la rueda de repuesto…, ¿de repuesto? Bueno, vale, será por si pincha, que la de repuesto esté en óptimas condiciones…, o al menos, en lo que ellos puedan considerar como óptimo, porque el taxi…., entre que las puertas cerraban mal, no tenían seguro, algunas no se podían abrir desde dentro, no tenían manivela para bajar las ventanillas…, en fin…, al menos son coches que han aguantado, aguantan y aguantarán todavía una gran tirada. Por lo general son Mercedes de por lo menos 20 años o más y aún duran a pesar de los terrenos por los que se ven obligados a circular.

De nuestra odisea en la gasolinera, al poco de retomar el camino, nos pregunta si tenemos “puritos”. Yo, ilusa, quería pensar que se refería a que si teníamos cigarros porque nos habría visto a alguna fumar. No obstante, le dijimos que no. Entonces, al pasar por una zona, se pone a pitar, para el coche y se baja. ¿Qué ha pasado? ¿Qué le pica ahora? – nos preguntábamos. Veo salir de un callejón a otro vestido de negro y nuestro taxista le paga a cambio de…, sí, porros, no quiero ni saber de qué, pero bueno, tras esa parada…, retomamos por fin nuestro camino.

Como hilo musical sonaba una canción árabe y ‘rise up‘…, alguna que otra canción árabe…, y otra vez rise up…, jejeje.

 

Aprendí que hay una nueva forma de conducir, pero que no pienso poner en práctica. Se trata de ir apoyado en el cristal de la izquierda y con la mano izquierda medio colgando rozando sólo un poco el volante, y la derecha sólo para las marchas. Agradecí y eché de menos las normas de circulación que afortunadamente tenemos en España. Imaginaos a una persona medio fumá, dejada caer del cristal, bache tras bache, curva tras curva, subiendo por la ladera de una montaña, sin quitamiedos ni ningún mecanismo de seguridad en los márgenes de la carretera…, obviamente…, para no perderle la pista.

Incluso llegamos a una parte en la que la policía paró el vehículo para hacer algunas comprobaciones y por las luces, el campo y demás parecieran extraterrestres sacados de “Encuentros en la tercera fase”, aunque más bien nos habíamos quedado en la primera, jajaja.

Al rato, medio me pregunta si mis amigas van dormidas y yo diciendo NONONONO, y me da por mirar para atrás…., y anda que no, jajaja, pero bueno, eso parece que le hizo romper el hielo para preguntar “can i make a enjoy?” (bueno, esto es lo que yo entiendo, claro, jeje). Le digo que no lo entiendo, pero me repite la misma frase, pero el gesto de las manos era la de liarse un porro….., ¡conduciendo!, ¿qué me estás contando? Vamos que todas (ya habían despertado) le dijimos que no, que no podía ni hacerse un porro ni fumarlo en el taxi, y encima pregunta que por qué (todo esto en medio  inglés) a lo que le dije que porque estábamos cansadas, mareos,… Bueno…, parece que le valió la respuesta…

La verdad que yo cada vez que avanzábamos, el pensar que ese hombre tenía que volver otra vez por ese camino, solo, a esas horas, tó fumao, con los precipicios…, vamos…, las carnes de gallina!!

Menos mal que ya llegábamos a nuestro destino no sin un último sobresalto cuando le indicamos que parase en el margen izquierdo de la carretera, y casi pensábamos que iba a seguir por el precipicio…, pero afortunadamente…, todo quedó en un susto…

Por fin llegamos a casa, con ganas de descansar y de comenzar a ver todo aquello…, así que si no os habéis aburrido demasiado y os apetece…, estad atentos al siguiente capítulo.  🙂

noviembre 5, 2008

Mejores momentos del viaje

Filed under: Desierto,Marruecos,Viajes — Faty @ 3:55 pm
Tags: , ,

    Igual me ando repitiendo mucho, lo sé…, y sí, sigo con el viaje a Marruecos. Quizás por ello podréis adivinar fácilmente lo que me ha fascinado y encantado realizar este viaje, así que os propongo un juego, meme, o lo que queráis…, y que hagamos un Top ten de los momentos más inolvidables.

  1. Momentos teletubbies
  2. El desierto en todo su esplendor: bajo el manto de luna llena, tras el atardecer, en el amanecer
  3. Las personas: ya sean del grupo que nos juntamos para ir, como los que nos encontramos en los diferentes rincones
  4. Los paisajes de Ifrane
  5. Los rallys en 4×4
  6. Khamlia: el poblado en sí, su gente, su música, sus bailes
  7. Assilah: su color, su olor,…
  8. Las sonrisas de los/as niños/as
  9. La experiencia
  10. Los recuerdos

    La verdad que es bastante complicado quedarme con 10 momentos…, y en uno he englobado varias cosas, pero es que todo me ha encantado. Sólo me quedaría practicar bastante en aquello del regateo porque se me da fatal.

    PD: En el festival de las naciones podréis ver algunos de los detalles que nos trajimos sin regateo ni ná, jeje, y en la mayoría de los casos a más bajo precio 😛   En fin…, pensemos en su lema…  “no pienses en comprar…, piensa en ayudar”  O:-)

    PD2: Paso este encargo a todos los que queráis  🙂

Acampadas

Filed under: Desierto,Marruecos,Naturaleza,Viajes — Faty @ 3:23 pm
Tags: , ,

    Recientemente, en nuestro viaje a Marruecos, hemos podido disfrutar de dos noches en el desierto, cuyo lugar para dormir eran unas jaimas.

jaimas

    Nuestro suelo alfombrado cubría la arena, unos colchones nos aislaban del frío y protegían reportándonos una comodidad relativa. La arena adherida a las alfombras que cubrían el techo, iban cayendo sobre nuestros agotados cuerpos y cada vez que teníamos que ir al servicio era toda una aventura  🙂

    Si hubiésemos sabido que tan sólo un poco más abajo (geográficamente hablando) nos hubiésemos encontrado con otro tipo de acampadas…, igual nos lo hubiésemos pensado  🙂

http://www.diariodelviajero.com

    Bueno, que nos quiten lo bailao porque iría más veces!!  🙂

septiembre 24, 2008

Dinero en Marruecos

Filed under: Desierto,Marruecos,Números,Viajes — Faty @ 4:10 pm

Son muchas las ocasiones en las que nos planteamos cuestiones tales como ¿dónde cambiar el dinero cuando viajamos? ¿cuánto cambiar? ¿cuánto está el cambio a la moneda del país de destino?

Pues se nos hacen una serie de recomendaciones desde http://www.descubremarruecos.com que podemos resumir en los siguientes puntos:

  1. Conocer la moneda de destino: el dirham.
  2. Normalmente nos gusta conocer a cuánto está el cambio en función de nuestra moneda de origen, y podemos consultarlo en la siguiente página: http://es.exchange-rates.org/Rate/EUR/MAD.
  3. Es deseable realizar los cambios monetarios en Marruecos, tanto al llegar como antes de volvernos a España. Podrá hacerse tanto en el puerto como en recepciones de hoteles. Eso sí, hemos de tener cuidado con el cambio que se nos aplica y debemos tener en cuenta que algunas comisiones se llevan en tal operación.
  4. NO se recomienda el uso de tarjetas de crédito, sino más bien llevar dinero en efectivo.
  5. En el norte de Marruecos aceptan el euro prácticamente en todas partes, pero el cambio que hacen en la calle es 1€ = 10dh, y aunque pagues en euros, la vuelta te la darán en dirhams.
  6. Recomendación: leer http://www.descubremarruecos.com/cambiodemoneda.aspx

Bueno, espero que haya resuelto algunas de vuestras dudas para nuestros próximos desplazamientos  😉

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.