Fatys

julio 5, 2012

Homenaje a Manuel Pizán

Filed under: Reflexiones,Relatos — Faty @ 11:29 am

Manuel Pizán, dibujo de Juan Manuel Seisdedos Romero

(Imagen de Juan Manuel Seisdedos Romero)

Ya sé que hace mucho tiempo que no escribo, pero no quería dejar pasar la ocasión de traer de nuevo a mi tío a la memoria. Gracias a Gustavo Bueno Sánchez y su blog, he podido emocionarme, recordar, incluso descubrir cosas nuevas de quien no sólo ha sido un miembro importante en mi familia, sino un pilar en muchos sectores sociales haciendo revolucionar el pensamiento de una sociedad dormida. Gracias, por este grandioso post sobre Manuel Pizán Domínguez.

Anuncios

agosto 19, 2011

Crónica de una estafa anunciada

Filed under: Reflexiones,Viajes — Faty @ 11:56 am

(Imagen de aeropuerto Sevilla)

 

Hoy, un poco desde la distancia, con la mente fría y los nervios templados, me permito “denunciar” una estafa (o al menos así me sentí) por parte de un taxista sevillano.

Ante todo, quiero exponer que lo peor de todo es que es culpa mía por no estar más despierta y haberle pedido un ticket para poder hacer una reclamación como está mandado.

Os pongo en situación. Dado que iba a pasar unos días de viaje donde el medio de transporte iba a ser el avión (77€), me planteé diferentes opciones sobre cómo ir/volver a/desde el aeropuerto desde/a mi casa dado que las horas de los vuelos eran un poco intempestivas.

Opción 1:  Ida: Metro hasta Nervión y luego bus hasta el aeropuerto (aprox. 4€)
Vuelta: bus hasta El Prado y luego taxi hasta el Aljarafe (aprox. 20€)
Vuelta in extremis (por retraso de avión): taxi desde el aeropuerto al Aljarafe (aprox. 35-40€ según me indican por teléfono y según lo que en otras ocasiones en similares circunstancias me había costado)

Opción 2:  Ida: Coche hasta alrededores Nervión y luego bus hasta el aeropuerto (aprox. 2.40€)
Vuelta: bus hasta Nervión y coche hasta casa (aprox. 2.40€)
Vuelta in extremis (por retraso de avión): taxi desde el aeropuerto al coche (aprox. 24€ según me indican por teléfono)

Opción 3: Dejar coche en el parking del aeropuerto los días que estuviese fuera (aprox. 56€)

Opción 4: Dejar coche en el parking que hay cerca del aeropuerto que se llama Lavacolla (aprox. 28€)

 

Viendo todo ésto empecé a descartar opciones.

Como no todo es el precio, sino también la tranquilidad, descarté la opción 4, puesto que le tienes que dejar las llaves de tu coche. Ellos te lo mueven, te recogen y demás y el servicio como tal está muy bien, y dado que cuando el coche va a un taller le tienes que dejar las llaves y a saber…, no me terminaba de fiar porque en los foros hablaban tanto bien como pésimamente y para 3 días que iba a poder tener, no quería andar pensando si había hecho bien o no, o si lo recogiese con algún arañazo que empezasen a decir que no se hacen responsables y tal o cual. Así que lo descarté para evitarme jaleos.

Por dinero, descarté también la opción 3, dado que me resultaba algo excesivo, y teniendo en cuenta que el billete me había costado 77€, pagar casi 60 por dejar el coche en el parking me parecía ilógico.

Finalmente estuve entre la 2 y la 1. Teniendo en cuenta que en la opción 2 no dejaba de ser que tendría el coche en la calle 3 días parado, que si tendría que buscar algo que no fuese zona azul, y cuando volviese al final iba a tener que ir al quinto pino a por el coche y la intranquilidad que a lo mejor también le pasase algo, quedó aplastada por puro convencimiento que la opción 1 era la mejor, pues por poco más de 20€ podría completar mi viaje, con la tranquilidad de tener mi coche en el garaje.

Pues como no siempre salen los planes como uno desea, sobre todo cuando se depende de otros factores externos, la vuelta a casa se convirtió en un infierno. Mi vuelta tendría que haber sido a las 00:50 y como no llevaba maleta, dispondría de 15 minutos para llegar de sobra a la parada del bus del aeropuerto y tomar el último que sale desde allí a Sevilla. Pues bien, entre el viaje tan tardío, el cansancio acumulado, la lata que dio un señor bastante bebido durante el vuelo con sus gritos y cánticos, a consecuencia de ello el llanto descontrolado de un bebé y el tener que madrugar al día siguiente para ir al trabajo, lo único que te daba a pensar es que quería llegar a casa cuanto antes. Parece que el piloto me leyó el pensamiento, jeje, porque al poco tiempo anunció que por tal o cual, resulta que llegaríamos a Sevilla 15 minutos antes de lo previsto. Eso implicaría esperar media hora al bus (el anterior era a las 00:30 y no llegaría a tiempo), y determinó mi vuelta a casa “in extremis” de la opción 1.

Dentro de no ser la opción más cara, el pagar en torno a los 40€ por ese servicio me resultaba algo doloroso pero necesario dado que estaba ya que no podía con mi cuerpo y satisfecha con que sería un gasto bien hecho por la compensación del descanso hogareño. Pues bien, me subo al taxi, le digo dónde ir.

Según las tarifas que exponen: por ser laborable a las 00:40, el trayecto hasta Sevilla es de unos 24€, y a partir de ahí, lo que marque el taxímetro más las maletas (que no llevaba)

Situación:

– Taxista: (Dando conversación) El vuelo se ha retrasado, no?
– Yo: No, al revés se ha adelantado 15 minutos
– Taxista: No es el que viene de Madrid?
– Yo: No, de Ibiza
– Taxista: Ah, sí? Y qué tal allí? (Empieza a desvariar un poco que se las fiestas que si los dineros, que si sin maleta me he ido, que no se lo creía, y que si me la habían perdido en el aeropuerto, etc)
– Yo: (Además de no tener ganas de darle conversación y que empecé a pensar que el hombre igual se pensaba que era rica) Le indiqué algo más seca cada vez que no necesitaba maleta porque habían sido pocos días y era por un asunto familiar.
– Taxista: (Se salta la salida por la Cartuja, le pregunto que por qué no ha cogido por ahí, y me indica que por el Quinto Centenario era mejor.  Camino a ello, resulta que hay una carretera cortada, y nos vemos obligados a salir hacia la SE-30 por el Alamillo. Justo en el puente del Alamillo, enciende el taxímetro, pues entiende que ya hemos salido de Sevilla y que ya es tarifa por tiempos (ahí no me meto porque no sé dónde están los límites). Además de haberse saltado algún semáforo en rojo por San Lázaro, y por el Alamillo, ponerse a hablar por el teléfono móvil con su mujer, la cual le hablaba lo suficientemente alto como para enterarme que le preguntaba que cuándo iba a casa, además, el muchacho, entre hablando y no hablando va por todo el centro del puente, oscilando entre ambos carriles, sin decidirse del todo. Yo mirando por los espejos y ventanilla por si venía otro coche y a punto estuve de pegarle un gritío al hombre para que atendiese a la conducción. No sé ni cómo me contuve, más bien porque es que no podía casi ni respirar del acojone e incredulidad, porque era tarde, y lo único que quería era llegar a casa. Llegamos a casa y al preguntarle cuánto es empieza a pensar y se le oye murmurar que está haciendo sumas. Total 52€)
– Yo: Qué? Cómo? Cómo van a ser 52€? Yo otras veces he cogido taxi incluso con maleta y me ha costado entre 35 y 40€ dependiendo un poco del tráfico. (A esa hora no había ni el tato por las calles ni carreteras)
– Taxista: Ya, pero es que nos hemos tenido que desviar porque la carretera estaba cortada.
– Yo: Ni que por ello hubiésemos dado la vuelta al mundo
– Taxista: Ya poniéndose un poco chulo y a la vez como si me estuviese haciendo un favor… Bueno, venga, no pasa nada, te lo dejo en 50 y no pasa nada.
– Yo: Por acostarme y no discutir más, le di los 50€ acordándome de todita toda su familia, maldiciéndolo y maldiciéndome por no haber esperado media hora y haber cogido el bus, así que de mala gana le dije que no estaba conforme y me bajé.
– Taxista: Bajó también y se dirigió a la parte de atrás del taxi como para sacar una maleta. Cuando abre el maletero me dice, “ah, es verdad que no traías!”
– Yo: Mirándolo con asco y un poco desconcertada mientras se mete rápido en el coche pensé, mierda, encima el capullo me ha cobrado el plus de la maleta imaginaria! Y comencé a maldecirme por no haberle pedido un ticket y haberme fijado en el nº de licencia para ponerle una denuncia porque me sentía estafada.

Por si os lo preguntáis, el taxímetro marcaba 17.52€, más los 24 fijos a Sevilla, me debería haber cobrado unos 42€.  Esa noche os aseguro que no dormí absolutamente nada maldiciéndolo y maldiciéndome. Y el cabreo me ha durado varios días, la indignación aún a día de hoy. Desde luego, para estancias cortas como ésta, la próxima vez dejo el taxi en el parking del aeropuerto, al menos sé que si pago mucho o poco es lo que me corresponde y no me sentiré (tan) estafada como en el caso del taxista.

Lo cierto es que por trabajo he tenido que coger taxis desde el aeropuerto en otras ocasiones y han sido tanto en fines de semana como laborables a altas horas como este caso. La factura más alta que he encontrado (porque las he buscado y todo) es de 36€ con maleta incluída.

Lo dicho, una estafa en toda regla de al menos 10€. Día de autos: 29/07/2011 en torno a las 00:40h

 

agosto 2, 2010

Pensamientos…

Filed under: Reflexiones,Relatos — Faty @ 4:03 pm

Notaba sus pies mojados. El agua que reposaba en el suelo tras la lluvia, iba penetrando en su cuerpo a través de las aberturas que se habían creado en la suela de sus viejos zapatos. Su cuerpo se sentía mortecino. No podía más con los incesantes daños que se abrían bajo sus pies.

Los zapatos estaban cada vez más desechos, y las aberturas cada vez más amplias. Apenas le quedaban algunas tiras con las que sujetárselos a los pies.

Mirando al cielo, le rogó a las nubes que no le hiciesen más daño a sus pies, que no podía soportar más ese dolor que le diese un poco de tregua y no siguiesen llorando.

Las nubes se quedaron atónitas tras escuchar sus ruegos, no se habían percatado del daño que estaban causando, sin embargo, incontrolada y desconsoladamente, comenzaron a llorar de nuevo.

En esta ocasión, sin nada con que cubrirse ni nada bajo lo que cobijarse, a través de su pelo sucio, notó el agua que le resbalaba desde la cabeza, calando su indefensa espalda en los vanos intentos de proteger su corazón dolorido.

Así, atemorizada por lo que pudiese suceder, desprotegida de pies a cabeza y con el corazón a punto de estallarle, se mantuvo en pie todo cuanto pudo, resistiendo todas las tempestades, hasta que su calor interior se fue equilibrando, dispuesta a afrontar más inclemencias aunque rogando no tener que pasar ninguna más en mucho mucho tiempo.

julio 30, 2010

Abrir los ojos…

Filed under: Reflexiones — Faty @ 4:50 pm

Para no ser tan agorera y en contraposición del post anterior, regocijémonos en aquellos que abren sus ojos a la vida y que llenan la nuestra de esperanzas y gozos. A ellos, a los que se hacen de rogar para llegar a nuestras vidas para darles un nuevo sentido y rumbo.

En especial, en lo que va de año, 3 especialmente remolones han llegado: Alejandro (marzo), Andrés (julio) y Mario (agosto).

Espero poder darle algún día la bienvenida al que me quiera para darle vida, bien como creación, bien por elección que de mí hiciesen. Muchos son los años que llevo esperando esa oportunidad, más incluso de los papis hoy homenajeados, pero el tiempo y las circunstancias van alejándolo cada vez más y más de mí, llorando la pérdida de algo que realmente nunca tuve.

Enhorabuena de nuevo!!

Cerrar los ojos…

Filed under: Reflexiones — Faty @ 4:22 pm

Cerrar los ojos…, poco a poco invadiendo el mundo de los sueños de los que jamás despertará. ¿Qué sensación se tiene cuando nos abandonamos a ese mundo de fantasía y/o tinieblas?

Personalmente, el tema de la muerte es algo que me trastorna. Me causa demasiados dolores físicos y anímicos que hasta pareciese que se me está yendo la vida del propio sufrimiento que me causa. Supongo que nadie quiere ni morir ni vivir eternamente, pero es que el mero hecho de pensar en ello me produce un pánico incontrolable, quizás porque haya tenido que ver en demasiadas ocasiones cómo se me van gente amada.

Dicen los mayores…, que llega un momento en que te sientes preparado para encontrarte con ella y abrazarla. Supongo que no es tan así, sino que tus razones de lucha contra ella se van extinguiendo, hasta que sólo te queda darte por vencida.

Aún así, hay personas que en el primer asalto, tiran la toalla y van en su búsqueda aún mucho antes si quiera que ella las estuviese buscando.

Dicen también los mayores que ellos duermen menos para estar alertas y que ella no los encuentren desprevenidos. Sin embargo, si no hay manera de esquivarla y cada vez te va haciendo un cerco más pequeño, mejor que sea habiendo cerrado los ojos, y penetrado por el mundo de los sueños, aunque ello signifique no volver a despertar.

Dedicado a MCPD, MDN, RP, CDN, MPM, MPD, EPM, CPM, CPM, AGL.

junio 28, 2010

Herencia: ¿uno nace o se hace?

Filed under: Reflexiones — Faty @ 6:00 pm
Tags:

Normalmente nos preguntamos y cuestionamos sobre nosotros mismos o nuestros antecesores para intentar justificar o explicar por qué somos de una manera u otra, hasta realmente plantearnos si uno nace de una forma, o se hace.

Se puede decir, que uno nace de una manera, con unas características de personalidad determinadas, y a medida que va creciendo se va haciendo según el entorno que le rodea, adaptándose para sobrevivir.

Sin embargo, también es frecuente decir que no se puede luchar contra natura cuando alguien quiere cambiar algo de su propia personalidad. Con ello, desviamos la atención quizás a que es nuestro destino tener que vivir o pasar por determinadas situaciones.

Pero…, ¿y si en realidad ese destino fuese heredado? Si así fuese y no pudiese cambiarse por más que se hiciese…, ¿no se podría optar por aceptar esa herencia a beneficio de inventario?

abril 16, 2010

Roberto, el ex-reportero más dicharachero de España Directo III

Filed under: Reflexiones — Faty @ 1:05 pm
Tags:

Tras algunos comentarios y preguntas de diferentes personas preguntándose qué pasaba con nuestro querido Roberto, me he lanzado a la aventura y tímidamente dejé una consulta en su correo a través de su blog.

Hola!!

¿En qué proyectos andas metido últimamente que nos has abandonado del recetario de España Directo?

Tienes muchos fans esperándote, jeje. (https://fatiskpiz.wordpress.com/tag/roberto-leal/)

Espero que podamos volver a verte pronto y que sea donde sea, estés bien.
Un saludo

Qué curioso que un simple correo en el que realmente uno no está viendo a su interlocutor bloquee aún más si cabe mis intentos por saltar del rincón de la timidez y me quede parca en palabras sin explicar ni presentar ni exponer nada más que la pregunta concreta de la que era objeto el correo como habéis podido observar. Espero que si se ha paseado por los post que lo reclaman haya podido ver que me suelo extender un poco más, jeje.

Realmente no tenía claro si iba a obtener respuesta, y si en algún momento se me hubiese preguntado, lo que no iba ni a imaginarme sería la rapidez en responder.

Hola fati!!!. Como verás he dejado aparcadas las recetas y ha recogido el testigo nuestro compañero Germán. He cambiado de aires, tenía ganas de centrar un poquito mi vida y parar de dar vueltas como una peonza. Lo hago con muchísima pena pero con ilusión de aprender otras cosas. Mi nueva casa es antena 3 y arranco copresentando un programa con la compañera de Jordi en la Noria (Gloria Serra). Empezamos en mayo!!!. Gracias por todo y espero que tú tb estés muy muy muy bien!!. Un saludo!!!

Lógicamente el tute que se daba el pobre de un sitio a otro termina por quemar a cualquiera. Te da muy buena experiencia el conocer a tanta gente y lugares y aunque sea buena recompensa al cansancio, no lo es para el cuerpo o tu vida personal.

Para mí ha sido divertido y muy agradable cocinar con su familia y amigos.

Esperemos que Roberto tenga muy buena suerte en esta nueva andadura. ¡Ánimo!

abril 15, 2010

Adiós adelfas, adiós

Filed under: Reflexiones — Faty @ 9:00 am
Tags: ,

Si soléis viajar por la A-49, os iréis dando cuenta de las transformaciones que está sufriendo. Según diferentes fuentes y comentarios de diferentes personas, la mayoría comentaban que las adelfas en la mediana son más un inconveniente que una ventaja, tal y como se comentaba hace ya algún tiempo en el Huelva Información.

(imagen del citado artículo)

Hoy es una realidad no sólo que están desapareciendo las adelfas, sino que se va a ampliar un tercer carril en cada sentido. Desconozco si el tercer carril será para toda la autovía o sólo desde La Palma del Condado que es desde donde veo hoy en día que comienzan esas obrar, y es más o menos desde donde los domingos de verano y puentes se suele abrir un carril en sentido contrario para los que van directamente a Sevilla.

Obviamente ampliar carriles es una necesidad por el volumen de tráfico que se soporta, y entiendo que será más barato arrancar las adelfas y construir por ahí, que intentar ampliar un carril más hacia afuera. Pero, en una autovía donde a pesar de no tener complicaciones con curvas pronunciadas o cambios de rasante peligrosos, etc, es una de las que presenta mayor volumen de accidentes por la relajación de la gente y las burradas de cada cual, claro. Aunque sí hay que decir que el estado en sí de las carreteras no son muy óptimas, teniendo parches, baches y muchas zonas donde en los días de lluvia se queda el agua formando una capa invisible sobre la carretera que hace peligrar la estabilidad del vehículo.

En este último caso, me sumo a la estadística, en un intento de adelantamiento y patinaje poco artístico sobre el asfalto. Siempre estaré agradecida a las adelfas que me hicieron de cuna, quienes me acogieron entre sus raíces y ramas y evitaron a toda costa que pasase a los carriles del sentido contrario y poder provocar una tragedia mayor, en la que afortunadamente ningún otro vehículo se vio afectado. Mi particular zona cero está ya arrasada y no he podido ni despedirme de ellas.

Sí tengo claro que esto descongestionará un poco el tráfico, aunque cuando nos acostumbremos a que hay tres carriles, en breve quedarán igualmente pequeños…, pero no tengo del todo claro que minimice el nº de accidentes.

Belleza del paisaje y salvavidas, te echarán de tu casa, pero no de mi corazón.

febrero 5, 2010

Precious

Filed under: Cine,Reflexiones — Faty @ 6:00 pm
Tags:

Ayer, tuve la fortuna de ser invitada a ver el pre-estreno de esta película, Precious.

Abre una ventana a la perseverancia, a la búsqueda de luz entre las tinieblas, a la palabra como amiga, al dejarse ayudar, fortaleza ante los despropósitos de la vida y tu entorno…

Yo no había oído hablar de esta película ya que últimamente ando algo perdida de todo, pero me alegró conocerla. Es muy dura, pero la realidad es así por mucho que en ocasiones queramos enmascararla o mirar hacia otro lado.

Tal y como reza el final de esta película…, ‘vaya dedicado a todas/os las/os precious del mundo‘.

enero 6, 2010

Feliz Día de Reyes!!

Filed under: Felicitaciones,Reflexiones — Faty @ 7:00 am
Tags:

¡FELIZ DÍA DE REYES!

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.