Fatys

agosto 19, 2011

Crónica de una estafa anunciada

Filed under: Reflexiones,Viajes — Faty @ 11:56 am

(Imagen de aeropuerto Sevilla)

 

Hoy, un poco desde la distancia, con la mente fría y los nervios templados, me permito “denunciar” una estafa (o al menos así me sentí) por parte de un taxista sevillano.

Ante todo, quiero exponer que lo peor de todo es que es culpa mía por no estar más despierta y haberle pedido un ticket para poder hacer una reclamación como está mandado.

Os pongo en situación. Dado que iba a pasar unos días de viaje donde el medio de transporte iba a ser el avión (77€), me planteé diferentes opciones sobre cómo ir/volver a/desde el aeropuerto desde/a mi casa dado que las horas de los vuelos eran un poco intempestivas.

Opción 1:  Ida: Metro hasta Nervión y luego bus hasta el aeropuerto (aprox. 4€)
Vuelta: bus hasta El Prado y luego taxi hasta el Aljarafe (aprox. 20€)
Vuelta in extremis (por retraso de avión): taxi desde el aeropuerto al Aljarafe (aprox. 35-40€ según me indican por teléfono y según lo que en otras ocasiones en similares circunstancias me había costado)

Opción 2:  Ida: Coche hasta alrededores Nervión y luego bus hasta el aeropuerto (aprox. 2.40€)
Vuelta: bus hasta Nervión y coche hasta casa (aprox. 2.40€)
Vuelta in extremis (por retraso de avión): taxi desde el aeropuerto al coche (aprox. 24€ según me indican por teléfono)

Opción 3: Dejar coche en el parking del aeropuerto los días que estuviese fuera (aprox. 56€)

Opción 4: Dejar coche en el parking que hay cerca del aeropuerto que se llama Lavacolla (aprox. 28€)

 

Viendo todo ésto empecé a descartar opciones.

Como no todo es el precio, sino también la tranquilidad, descarté la opción 4, puesto que le tienes que dejar las llaves de tu coche. Ellos te lo mueven, te recogen y demás y el servicio como tal está muy bien, y dado que cuando el coche va a un taller le tienes que dejar las llaves y a saber…, no me terminaba de fiar porque en los foros hablaban tanto bien como pésimamente y para 3 días que iba a poder tener, no quería andar pensando si había hecho bien o no, o si lo recogiese con algún arañazo que empezasen a decir que no se hacen responsables y tal o cual. Así que lo descarté para evitarme jaleos.

Por dinero, descarté también la opción 3, dado que me resultaba algo excesivo, y teniendo en cuenta que el billete me había costado 77€, pagar casi 60 por dejar el coche en el parking me parecía ilógico.

Finalmente estuve entre la 2 y la 1. Teniendo en cuenta que en la opción 2 no dejaba de ser que tendría el coche en la calle 3 días parado, que si tendría que buscar algo que no fuese zona azul, y cuando volviese al final iba a tener que ir al quinto pino a por el coche y la intranquilidad que a lo mejor también le pasase algo, quedó aplastada por puro convencimiento que la opción 1 era la mejor, pues por poco más de 20€ podría completar mi viaje, con la tranquilidad de tener mi coche en el garaje.

Pues como no siempre salen los planes como uno desea, sobre todo cuando se depende de otros factores externos, la vuelta a casa se convirtió en un infierno. Mi vuelta tendría que haber sido a las 00:50 y como no llevaba maleta, dispondría de 15 minutos para llegar de sobra a la parada del bus del aeropuerto y tomar el último que sale desde allí a Sevilla. Pues bien, entre el viaje tan tardío, el cansancio acumulado, la lata que dio un señor bastante bebido durante el vuelo con sus gritos y cánticos, a consecuencia de ello el llanto descontrolado de un bebé y el tener que madrugar al día siguiente para ir al trabajo, lo único que te daba a pensar es que quería llegar a casa cuanto antes. Parece que el piloto me leyó el pensamiento, jeje, porque al poco tiempo anunció que por tal o cual, resulta que llegaríamos a Sevilla 15 minutos antes de lo previsto. Eso implicaría esperar media hora al bus (el anterior era a las 00:30 y no llegaría a tiempo), y determinó mi vuelta a casa “in extremis” de la opción 1.

Dentro de no ser la opción más cara, el pagar en torno a los 40€ por ese servicio me resultaba algo doloroso pero necesario dado que estaba ya que no podía con mi cuerpo y satisfecha con que sería un gasto bien hecho por la compensación del descanso hogareño. Pues bien, me subo al taxi, le digo dónde ir.

Según las tarifas que exponen: por ser laborable a las 00:40, el trayecto hasta Sevilla es de unos 24€, y a partir de ahí, lo que marque el taxímetro más las maletas (que no llevaba)

Situación:

– Taxista: (Dando conversación) El vuelo se ha retrasado, no?
– Yo: No, al revés se ha adelantado 15 minutos
– Taxista: No es el que viene de Madrid?
– Yo: No, de Ibiza
– Taxista: Ah, sí? Y qué tal allí? (Empieza a desvariar un poco que se las fiestas que si los dineros, que si sin maleta me he ido, que no se lo creía, y que si me la habían perdido en el aeropuerto, etc)
– Yo: (Además de no tener ganas de darle conversación y que empecé a pensar que el hombre igual se pensaba que era rica) Le indiqué algo más seca cada vez que no necesitaba maleta porque habían sido pocos días y era por un asunto familiar.
– Taxista: (Se salta la salida por la Cartuja, le pregunto que por qué no ha cogido por ahí, y me indica que por el Quinto Centenario era mejor.  Camino a ello, resulta que hay una carretera cortada, y nos vemos obligados a salir hacia la SE-30 por el Alamillo. Justo en el puente del Alamillo, enciende el taxímetro, pues entiende que ya hemos salido de Sevilla y que ya es tarifa por tiempos (ahí no me meto porque no sé dónde están los límites). Además de haberse saltado algún semáforo en rojo por San Lázaro, y por el Alamillo, ponerse a hablar por el teléfono móvil con su mujer, la cual le hablaba lo suficientemente alto como para enterarme que le preguntaba que cuándo iba a casa, además, el muchacho, entre hablando y no hablando va por todo el centro del puente, oscilando entre ambos carriles, sin decidirse del todo. Yo mirando por los espejos y ventanilla por si venía otro coche y a punto estuve de pegarle un gritío al hombre para que atendiese a la conducción. No sé ni cómo me contuve, más bien porque es que no podía casi ni respirar del acojone e incredulidad, porque era tarde, y lo único que quería era llegar a casa. Llegamos a casa y al preguntarle cuánto es empieza a pensar y se le oye murmurar que está haciendo sumas. Total 52€)
– Yo: Qué? Cómo? Cómo van a ser 52€? Yo otras veces he cogido taxi incluso con maleta y me ha costado entre 35 y 40€ dependiendo un poco del tráfico. (A esa hora no había ni el tato por las calles ni carreteras)
– Taxista: Ya, pero es que nos hemos tenido que desviar porque la carretera estaba cortada.
– Yo: Ni que por ello hubiésemos dado la vuelta al mundo
– Taxista: Ya poniéndose un poco chulo y a la vez como si me estuviese haciendo un favor… Bueno, venga, no pasa nada, te lo dejo en 50 y no pasa nada.
– Yo: Por acostarme y no discutir más, le di los 50€ acordándome de todita toda su familia, maldiciéndolo y maldiciéndome por no haber esperado media hora y haber cogido el bus, así que de mala gana le dije que no estaba conforme y me bajé.
– Taxista: Bajó también y se dirigió a la parte de atrás del taxi como para sacar una maleta. Cuando abre el maletero me dice, “ah, es verdad que no traías!”
– Yo: Mirándolo con asco y un poco desconcertada mientras se mete rápido en el coche pensé, mierda, encima el capullo me ha cobrado el plus de la maleta imaginaria! Y comencé a maldecirme por no haberle pedido un ticket y haberme fijado en el nº de licencia para ponerle una denuncia porque me sentía estafada.

Por si os lo preguntáis, el taxímetro marcaba 17.52€, más los 24 fijos a Sevilla, me debería haber cobrado unos 42€.  Esa noche os aseguro que no dormí absolutamente nada maldiciéndolo y maldiciéndome. Y el cabreo me ha durado varios días, la indignación aún a día de hoy. Desde luego, para estancias cortas como ésta, la próxima vez dejo el taxi en el parking del aeropuerto, al menos sé que si pago mucho o poco es lo que me corresponde y no me sentiré (tan) estafada como en el caso del taxista.

Lo cierto es que por trabajo he tenido que coger taxis desde el aeropuerto en otras ocasiones y han sido tanto en fines de semana como laborables a altas horas como este caso. La factura más alta que he encontrado (porque las he buscado y todo) es de 36€ con maleta incluída.

Lo dicho, una estafa en toda regla de al menos 10€. Día de autos: 29/07/2011 en torno a las 00:40h

 

Anuncios

mayo 1, 2010

2010: Una odisea en el espacio

Filed under: Naturaleza,Viajes — Faty @ 7:00 am

Creo que a estas alturas, todos sabemos los estragos que el antojadizo volcán ha causado sobre el cielo.

Ahí me encontraba yo, impertérrita mirando las noticias que iban sucediendo. Afortunadamente, en mi caso no me quedé atrapada ni en el destino ni en mi lugar de conexión de vuelos, pero pendiente de lo que sucedía por la naturaleza, por las pobres personas que se han quedado atrapadas en algún destino a medias entre los sueños, la desesperación y el no saber qué sucederá.

Tras dudosos días en los que no se sabía qué iba a pasar, cuando me tocó viajar (el miércoles 21 de Abril) todo iba transcurriendo con normalidad, algunos retrasos y apenas resquicios de lo que se había vivido esos últimos días en los diferentes aeropuertos que pisaba.

Durante mi vuelta, el 26 de Abril, pude ver el manto de cenizas que aún recorre el cielo por encima de las nubes. Como una autopista grisácea, lo que puede dar buena cuenta de cómo había podido estar apenas un mes atrás.

diciembre 31, 2009

A botella por estrella

Filed under: Viajes — Faty @ 7:00 am

Normalmente, cuando viajas y te alojas en hoteles, te gusta tener la neverita con lo justo para poder meter en ella tus propias compras porque lo que puede costar cada antojito suele ser desorbitado. Sin embargo, no me esperaba encontrarme en un hotel de 4 estrellas esta imagen tan desoladora. Fue en el Hotel Eva, enFaro.

septiembre 15, 2009

Brasil, ¡espérame!

Filed under: Premios,Viajes — Faty @ 11:51 pm
Tags: , ,

Sorteo

El pasado domingo, más por casualidad que por conocimiento, me topé con el coche de Fernando Alonso en el centro comercial Aqualón Puerto en Huelva.

Tras las oportunas fotos de rigor, en el stand adjunto (de ING), se encontraban una serie de inscripciones que sólo por rellenarlas participabas en un sorteo de un fin de semana para 2 personas en el Gran premio de Fórmula 1 de Brasil. ¿Quién sabe? Igual una de mis 2 papeletas sale ganadora y cruzo el charco de mano de la Formula 1 como le pasó a Jomagaro.

El sorteo se realizará el día 1 de Octubre, así que espero poder deciros que me voy de viaje!!   😀

Aunque las urnas estaban bien llenas…  😦

Siempre negativa, nunca positiva…“, ¡uy que eso no es de este deporte!   😉   pero viene al pelo.

agosto 19, 2009

Me confieso

Filed under: Viajes — Faty @ 4:00 pm
Tags:

 

Hoy he visto un artículo en la Web de “Diario del Viajero” que presenta una encuesta realizada sobre qué objetos se lleva la gente de los hoteles.

Según indican, con la encuesta se quería conocer el “lado oscuro” de los lectores, jeje. 

Lo cierto es que yo siempre o casi siempre (si no lo hago es o porque no merece la pena o porque no han tenido ese detalle) me traigo los jabones y geles que ponen. No me considero que me lleve ningún recuerdo, porque eso lo he pagado con mi noche de hotel.  Es un detalle, cierto es, pero casi todos contamos con que cuando lleguemos al hotel tendremos este tipo de cosas. Aunque en algunos me he pegado un buen chasco

En alguna ocasión sí me he llevado el boli, pero en raras ocasiones. Y nunca toallas o albornoces, ceniceros, u otros objetos.

He de decir, que tras mi más o menos amplia experiencia en cadenas hoteleras, la que más me gusta es NH. Sus jabones, geles y cremas son bastante buenos, además de poseer una fragancia bastante agradable.

Por trabajo estuve casi 2 meses en un NH, y tengo un cajón de mi armario lleno de miniaturas…, pero qué bien que vienen para el gimnasio, o cuando tienes que ir de viaje y necesitas un neceser pequeño y no te fías que en el hotel te den algo de esto.

Generalmente suelo llevar mi propio champú y mi propia mascarilla, pero con el NH me siento totalmente tranquila y lo que es mejor…, me encanta!!!!

Además, son muy detallistas!!

He de decir que no tengo ningún familiar, amigo, ni nada de nada que trabaje en esta cadena hotelera y que por eso hable bien de ella…, ha sido todo por experiencia propia. Aunque también he de decir que sólo he estado en 3 NH y en España…

Pero por eso decía que de lo que conozco, me resulta lo mejor.  🙂  Además, suelen tener muchas ofertas bastante buenas…

junio 15, 2009

Bonbons et chocolats

Filed under: Viajes — Faty @ 4:00 pm
Tags: , ,

52089chocolateBombon

No sé por qué, pero al pensar en el chocolate, muchas veces se me viene a la memoria una canción muy versionada: PAROLE.

C’est étrange,
je n’sais pas ce qui m’arrive ce soir,
Je te regarde comme pour la première fois.
Encore des mots,
toujours des mots,
les mêmes mots.

Je n’sais plus comment te dire,
rien que des mots,
mais tu es cette belle histoire d’amour
que je ne cesserai jamais de lire.
Des mots faciles,
des mots fragiles,
c’était trop beau.

Tu es d’hier et de demain.
Bien trop beau.
De toujours ma seule vérité.
Mais c’est fini
le temps des rêves.
Les souvenirs se fanent aussi
quand on les oublie.

Tu es comme le vent qui fait chanter les violons
et emporte au loin le parfum des roses.
Caramels, bonbons et chocolats.
Par moments, je ne te comprends pas.
Merci, pas pour moi
mais tu peux bien les offrir à une autre
qui aime le vent et le parfum des roses.
Moi, les mots tendres enrobés de douceur
se posent sur ma bouche
mais jamais sur mon coeur.

Une parole encore.
Parole, parole, parole.
Ecoute-moi.
Parole, parole, parole.
Je t’en prie.
Parole, parole, parole.
Je te jure.
Parole, parole, parole,
encore des paroles que tu sèmes au vent.

Voilà mon destin te parler,
te parler comme la première fois.
Encore des mots,
toujours des mots,
les mêmes mots.

Comme j’aimerais que tu me comprennes,
rien que des mots,
que tu m’écoutes au moins une fois.
Des mots magiques,
des mots tactiques
qui sonnent faux.

Tu es mon rêve défendu.
Oui, tellement faux.
Mon seul tourment et mon unique espérance.
Rien ne t’arrête quand tu commences.
Si tu savais comme j’ai envie
d’un peu de silence.

Tu es pour moi la seule musique
qui fit danser les étoiles sur les dunes.
Caramels, bonbons et chocolats.
Si tu n’existais pas déjà je t’inventerais.
Merci, pas pour moi
mais tu peux bien les offrir à une autre
qui aime les étoiles sur les dunes.
Moi, les mots tendres enrobés de douceur
se posent sur ma bouche
mais jamais sur mon coeur.

Encore un mot juste une parole.
Parole, parole, parole.
Ecoute-moi.
Parole, parole, parole.
Je t’en prie.
Parole, parole, parole.
Je te jure.
Parole, parole, parole,
encore des paroles que tu sèmes au vent.

Que tu es belle!
Parole, parole, parole.
Que tu est belle!
Parole, parole, parole.
Que tu es belle!
Parole, parole, parole.
Que tu es belle!
Parole, parole, parole, 
encore des paroles que tu sèmes au vent.

 

¿Será por aquello que siempre se vincula de alguna u otra forma el chocolate, el sexo y los idiomas francés e/o italiano? Y si ya juntamos las 3 cosas…, nada que aclarar… 

Pues algo así han debido pensar en este hotel. “Etruscan chochotel, el primer hotel en el mundo dedicado al chocolate“.

Es un poquillo caro, pero… ¿quién puede resitirse?  🙂

Visto en “Diario del viajero

mayo 24, 2009

Andaluces por el mundo en Fez y Chaouen

Filed under: Marruecos,Viajes — Faty @ 7:06 pm

Desde hace ya algún tiempo, se emite en “Canal Sur 2”, un programa que se llama “Andaluces por el mundo”. Yo lo veo como un pequeño blog visual, y en esta semana, los lugares visitados han sido Fez y Chaouen, quienes ponen un broche final perfecto, a la saga que durante algunos días he estado intentando transmitiros.

Ver vídeo

🙂

Mirando al mar desde el norte de África (parte V)

Filed under: Marruecos,Viajes — Faty @ 6:43 pm

Capítulo anterior

Finalmente llegamos aquí, al último capítulo de esta aventura.

¿Qué cosas podemos tener en cuenta para otros viajes?

abecedario

Pues el idioma…, llevarnos aprendido o al menos escritas algunas palabras o expresiones que nos puedan sacar de algún apuro, aunque como ya he comentado en alguna ocasión, por lo general entienden el español, al menos en lo básico, el inglés y francés.

Pero si además nosotros hacemos un mínimo esfuerzo para hablarles en su lengua, pues mucho mejor.

Os dejo un enlace de “Árabe para viajeros“.

 

 

restaurantes

Por otro lado, os recomiendo dos lugares donde alojarse y comer estupendamente:

  • en Weslao

DSCN9685

Cafe Restaurant Chorouk

Apts A Louer

Gsm: 062 14 77 07

Av. Mohamed V. Oued Laou

 

DSCN9466

Restaurante Picasso

A pie de playa, a la entrada de Oued Laou (junto a la zona denominada “pico del loro”)

  • en Tetuán

DSCN9998

El Reducto

Hotel, restaurante, cafetería y terraza

Mechwar Essaid. Zangat Zawya nº 38, Tétouan

Telefax: (00212) 05 39 96 81 20

E-mail: elreducto2006@yahoo.es

Web: http://www.riadtetouan.com

 

Por último, os muestro algunas de las adquisiciones que me he traído de los rincones visitados.

DSCN9686

Cerramos aquí un episodio más de mi vida viajera.  🙂

mayo 21, 2009

Mirando al mar desde el norte de África (parte IV)

Filed under: Marruecos,Viajes — Faty @ 4:04 pm

Capítulo anterior

Ya vamos acercándonos al final de esta aventura…

Ya nos van sonando algunas palabrillas, sus costumbres…, por ejemplo, lo normal es que cuando les pidas algo con lo que van a tener un beneficio…, te suelen decir “sisi” y luego se buscan la vida para intentar encontrar lo que les pedías, jeje, en ocasiones lo consiguen, y en otras no, como los camareros de un bar donde se pidieron una cerveza en Weslao. Tras un “sisi”, le dieron la vuelta al pueblo entero… y lamentablemente para quienes la pidieron…, regresó de manos vacías, jeje, el pobre, después del paseo.

1127647407

Nuestro último día se centra básicamente en Tetuán. Dentro de ser ya una gran ciudad, o bueno, al menos comparado con lo que habíamos visto hasta ahora, podemos seguir disfrutando de cuanto nos rodeaba.

Tras tener que escuchar a un señor que se empañaba en que conociésemos la medina, que había un taller artesanal, que si él era profesor, etc, al final consentimos en que nos acompañara y nos enseñara aquellos talleres. “Siempre amigos”, su frase estrella. Obviamente todo esto era para vendernos, está claro que siempre algo te va a gustar y por algo vas a terminar preguntando. Finalmente caímos algunas y les hicimos algunas compras, que efectivamente si las compras en España son más caras…, pero bueno, cada uno tiene que ver si le interesa comprarlo o no.

Yo personalmente me compré una colcha muy bonita en tonos azules, que si no ha quedado claro, es uno de mis colores preferidos…, aunque bueno, más el turquesa.

A ver si en el post final pongo una imagen de las 2 cosas que me traje de allí que más me gustan…  🙂

Tras una riquísima comida nos dirigimos de nuevo a Ceuta para regresar a casa…, aunque realmente sientes que nunca saliste de ella. Si bien las estatuas de Hércules nos recuerdan que ambos mundos están unidos, la sensación y calidez que se tiene forman parte del embrujo del viaje.

Y si siempre he sentido a África cercana, ahora aún más. Gracias a Xund-Xund por habernos dejado participar de esta aventura con ella, por abrirnos las puertas de su casa y de su corazón. Y gracias por compartir lo que nos unirá para siempre con esa tierra.  😀

[Actualmente hay una preciosa exposición de fotografías en Sevilla, y aprovecho la ocasión para dárosla a conocer. Merece la pena cuanto menos pararse unos segundos a verlas.]

mayo 13, 2009

Mirando al mar desde el norte de África (parte III)

Filed under: Marruecos,Viajes — Faty @ 9:53 pm

Capítulo anterior

En esta ocasión, nos centramos en el propio Weslao.  Una de las grandes diferencias de este viaje respecto al anterior que hice, reside precisamente en que al no estar todo tan cuadrado y milimetrado, puedes con más libertad moverte por diferentes zonas y poder tratar más con las personas.

Éste fue el gran día de aventura, cogimos un autobús local para dirigirnos al mercado.  😀  Igual el comentario resulta algo sorprendente…, “coger un autobús local”, pero teniendo en cuenta cómo era el autobús, cómo íbamos en el autobús, y el caminito que tenía que tomar el autobús…., creedme, fue toda una aventura…  🙂

El mercado, como toda buena arquitectura árabe, estaba sectorizado por venta de alimentos, menaje, animales, etc.

Aquí el regateo no funciona pues estás comprando alimentos y eso tiene ya un precio, aunque eso sí…, viendo que eres extranjero, es muy posible que os digan un precio más elevado a lo que suelen vendar algo, sólo que no lo tan elevado como para que te des cuenta y no te lo lleves…, pero poquito a poquito, le sacan una tajada a nuestra presencia…, pero bueno…, eso allí y en cualquier sitio que no tenga el precio puesto antes de que abras la boca para preguntar.

Después del mercado, fuimos a dar un paseo por una zona de la playa…,

DSCN9375

Tras reponer fuerzas y descansar un poco, continuamos nuestro paseo por otras zonas del pueblo, y por otras zonas de la playa. Esta nueva zona nos desembocaba a un restaurante que se llama “Picasso”. Su dueño, todo un artista, pinta cuadros y los muestra a sus clientes en una pequeña e improvisada galería en un cueva que la naturaleza ha creado en una ladera de la montaña.

DSCN9456

DSCN9466

La playa en sí es algo diferente a lo que yo suelo ver por mi tierra, pero me ha gustado bastante  😀

DSCN9421

Lamentablemente, nos vamos aproximando al final del camino aunque aún queda lo suficiente como para dejaros en vilo un poco más.  😉

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.